Categoría: Aspectos técnicos
08/08/2014

Consejos para mantener tu segunda vivienda



Tener una segunda vivienda te permite disfrutar durante todo el año de ¡pequeñas escapadas! Si tienes una semana estresante, puedes coger el coche o el avión y relajarte en tu casa costera, disfrutando de la tranquilidad y energía del mar.

¿Y en verano? Tendrás vacaciones siempre que quieras. Si este año no has podido ahorrar para irte de viaje, ¿qué te parece unas semanas en tu segunda casa? La diversión y desconexión estará asegurada.

No tendrás que gastar horas buscando alojamiento porque ¡estarás en tu propia casa! Solamente te tendrás que preocupar por su mantenimiento, para encontrarla siempre ¡en buen estado! porque especialmente en las viviendas costeras debemos tener una serie de cuidados, debido a la humedad.

¿Por dónde empezar? En Realia ¡te ayudamos!

  • Ventila la casa. Nada más llegar, no te olvides de lo más importante ¡abrir todas las ventas de tu casa! Aunque haga mucho calor, ¡no importa! El aire se tiene que renovar porque la casa lleva semanas cerrada.

 

  • Lava los textiles y accesorios. Otro de los aspectos más importantes para hacer una limpieza rápida de tu segunda vivienda es limpiar los textiles como las cortinas, alfombras y ropa de cama nada más llegar. La casa olerá a limpio en un momento y adiós polvo.

 

  • Utiliza bolsitas antihumedad en los armarios. Si decides dejar la ropa de verano en tu segunda vivienda y la dejas guardada de un año para otro, utiliza bolsitas antihumedad con perfume. Así, evitarás que aparezca el moho, tan común en las viviendas de zonas costeras. Tu ropa olerá mejor y no se estropeará.

 

  • Añade ambientadores y flores secas. Después de quitar todo el polvo y fregar la casa solamente te quedará añadir fragancias que eliminen el olor a espacio cerrado. Utiliza ambientadores y ¿por qué no flores naturales? Ayudarán a decorar y añadirán un aire fresco al salón y a las habitaciones.

 

  • Adiós a los olores de humedad. Si ha llegado la hora de marcharte hasta la nueva escapada y quieres evitar que la casa huela tanto a humedad la próxima vez que vengas, ¡te damos un truco! Coloca en cada habitación pequeños recipientes con vinagre o bicarbonato ¡haz la prueba!

 Con estos pequeños consejos tu segunda casa siempre estará ¡perfecta!

 


Compartir