Categoría: Aspectos técnicos
02/11/2017

Cómo solicitar una devolución de los gastos de tu hipoteca

El Tribunal Supremo dictó una sentencia en 2015 que significó una gran conquista para todos los que, al pedir una hipoteca, nos vimos obligados a abonar unos gastos vinculados a ella que no nos correspondían.

Estos son los gastos de constitución de la hipoteca y, según el Tribunal Supremo, también pertenecen al banco, a la vez que a los usuarios. Hablamos de gastos notariales, de gestorías, gastos de tasación si esta fue impuesta por nuestra entidad, gastos de registro de la propiedad e impuestos.

Los bancos podían obligar al hipotecado a pagar presentándolos como gastos propios de la operación o repartir dichos gastos entre las dos partes. A la vista de la sentencia, los primeros han pagado indebidamente por ser declaradas nulas y abusivas las cláusulas de sus contratos. Por esta razón, tienen derecho a una devolución.

¿Cómo se solicita una devolución de gastos de una hipoteca?

Realia Inmobiliaria nos explica cómo pedir una devolución de gastos de nuestra hipoteca.

El primer paso, por vía extrajudicial, es calcular cuánto hemos pagado injustamente, para solicitar la devolución de la cantidad justa. Para lograrlo, lo más recomendable es consultar las facturas y los justificantes.

Una vez conocemos la cantidad exacta que desembolsamos, el segundo paso será concertar una reunión con el director de nuestra entidad para gestionar la devolución. Otra opción es poner una reclamación al banco en su servicio de atención al cliente.

Si nuestras pretensiones son rechazadas, será el momento de presentar una reclamación en el Banco de España. En dos meses, como máximo, recibiremos su respuesta y su postura respecto a nuestro caso. Esta no es vinculante, pero nos servirá ante nuestro banco para defender nuestra posición.

De no conseguir nuestro objetivo de esta manera, habremos agotado la vía extrajudicial y solo nos quedará interponer una denuncia ante los tribunales para abrir la vía judicial.

Para saber el plazo que tenemos con el fin de reclamar, deberemos atenernos a dos cosas. La regla general es de 4 años hacia adelante y hacia atrás. Según esto, la sentencia afectaría a las personas que pidieron su hipoteca desde 2011 a 2019. Otra regla es la de la nulidad de la cláusula del contrato, por ser abusiva; lo que la deja sin efecto, como si nunca hubiese existido. Según esto, siempre puedes reclamar lo pagado incorrectamente.

Lo cierto es que cada tribunal tiene su propia manera de interpretar las normas. Unos están de acuerdo con que los gastos han de repartirse, otros manifiestan que los impuestos corresponden solo al banco y otros los otorgan al consumidor. Poco a poco se está consiguiendo una unificación de la práctica judicial, para que los consumidores se vean verdaderamente protegidos.

Cualquiera que haya pedido un préstamo hipotecario, tanto si este continúa activo como si no lo está, puede reivindicar los gastos.